miércoles, 25 de marzo de 2009

Bafici, recomendadas de Estudio Urbano

Con el inicio de la onceava edición de Bafici, este 25 de marzo, y como sucede con cada edición, la ciudad de Buenos Aires se vuelve más cinéfila, nocturna y movediza que nunca. El cine independiente, ese que ya casi no se puede disfrutar en cartelera comercial, se desparrama literalmente por toda la urbe. El año pasado llegó a Villa Urquiza, con la inauguración del esplendoroso teatro 25 de Mayo, y en esta edición se instalará también en Caballito, en la pantalla del Cine Duplex.

Desde este miércoles, y hasta el domingo 5 de abril, una inabarcable programación con más de 400 títulos nos desafiará a escoger, recortar, programar y exprimir nuestras agendas al máximo para no perdernos de nada. Tal vez ese instante, el de encontrarse cara a cara con la oferta de películas, directores y orígenes bien diversos y en general, absolutamente desconocidos, y trazar un recorrido para conocerlos, es el más apasionante: cada película seleccionada representa inevitablemente otra que no podremos ver, probablemente nunca en pantalla grande.

En fin, si bien creemos que el desafío de elegir es personal, casi una apuesta, en Estudio Urbano repasamos bien la grilla y resolvimos poner fichas a las siguientes obras:

1) Know your mushrooms: de Ron Mann. El director de una obra de culto, como lo fue Grass, promete deleitarnos en su incursión al mundo de los hongos.

2) Achilles and the Tortoise: de Takeshi Kitano. Nada que decir. Es de Kitano y hay que verla. Acción, comedia, narraciones al derecho o al revés, atmósferas cerradas y oscuras, o coloridas y espaciosos. Todo puede esperarse, ojalá nos siga sorprendiendo.

3) Waltz with bashir: de Ari Folman. Sin dudas ésta es una de las grandes promesas del festival. Un documental de animación que propone su versión de la guerra del Líbano, específicamente sobre las masacres de Sabra y Chatila de 1982. Parece que es de las imperdibles.

4) Love exposure: de Sono Sion. Cualquiera que se haya impactado con Suicide Club, la ópera prima del realizador, no dudaría en darle una oportunidad a su quinto film. Algo de la trama, que pinta oscura y caótica: El joven Yu vive con su padre, quien después de enviudar se ha hecho sacerdote pero enfrenta las tentaciones del mundo terrenal. Él mismo empieza a desarrollar un hobby secreto: deambular por la ciudad en busca de chicas bonitas y robar fotos de sus entrepiernas.

5) Ellos son, Los Violadores: de Juan Riggirozzi. Los inauguradores del punk rock en Argentina en una época, finales de los 70, en que cualquier expresión de rebeldía era poco menos que una condena de muerte. Por fin una película sobre esta gran banda, liderada por los célebres Piltrafa y Stuka. Apostamos fuerte por este film.

6) Archangel: de Guy Maddin. Un director para explorar y conocer cuidadosamente, que entre otras películas realizó La canción más triste del mundo.

7) Bezhin Meadow: de Sergei Einsestein. Si el tema pasa por ver clásicos, acá tenemos uno de uno de los más grandes. Esta película es realmente de las que se denominan malditas. Se hizo y se tuvo que suspender su rodaje, en 1937, porque no contaba con la aprobación de Stalin; luego sus rollos desaparecieron, al parecer destruidos tras un bombardeo. Lo que se verá es la restauración de casi 700 fotogramas que lograron rescatarse. Una joya perdida.

El formato blog nos impide seguir, aunque no sin resistencia. Nos quedaron unas cuantas películas afuera de la lista. Siete es un buen número. Aceptamos sus recomendaciones. Más información, acá.

2 comentarios:

Leans dijo...

Altas pelis, la de violadores no me la pierdo. Una pregunta. Porque pusieron la de hongos como primera eleccion???

Estudio Urbano dijo...

Leans, altas pelis, tenés razón. Alguna recomendación?