__

sábado, 31 de enero de 2009

Técnicas de microfoneo aplicadas - Parte I

Instrumentos de Cuerda
De todas las familias de instrumentos, la familia de las cuerdas son probablemente las de mayor variedad. Los países orientales, todavía utilizan instrumentos de una cuerda que producen un gran espectro de sonidos de suave y rica textura. En cambio los oyentes occidentales de música clásica, nos acostumbramos al violín, viola, cello y contrabajo. Algunos detalles de construcción y los distintos modelos de refuerzo de las estructuras, crean asimetría en el diseño interior -a veces en forma deliberada, con el fin de acentuar o atenuar ciertas frecuencias armónicas. Esto altera también la radiación del sonido.

Violín y Viola
El rango de frecuencias del sonido del violín va desde los 200 Hz hasta los 10 Khz. El rango de fundamentales va desde G3 a E6 (200 Hz a 1,3 Khz). Es particularmente importante que el micrófono sea plano en las frecuencias formantes de 300 Hz, 1 Khz y 1,2 Khz. El rango fundamental de la viola es una quinta más alta y tiene menos sobretonos armónicos.

Hasta los 500 Hz, la radiación de sonido del violín es uniforme. Sobre éste punto, la proyección del sonido está concentrada en una dirección perpendicular a la caja. Como la dispersión de frecuencia es aproximadamente de 15º de la cara frontal del instrumento, el micrófono es ubicado directamente en línea con éste ángulo y apuntado a los agujeros.

La distancia del microfoneo esta determinada por la aplicación musical de la acústica de la sala. Cuando se disminuye la distancia del micrófono se obtiene una calidad de sonido más nasal. Para el instrumento solista, el micrófono puede estar ubicado entre 1 y 3 m, por delante y sobre el instrumento como muestra la figura 6.1. En el estudio, el micrófono puede ser ubicado más cerca, entre 60 cm y 1 m. Para un violín de Jazz/Rock, el micrófono se puede ubicar a sólo 15 o 20 cm, teniendo en cuenta que a esa distancia el buen sonido se obtiene con la experimentación de la posición.

Figura 1. Posición de micrófono típica para el violín.

En las aplicaciones de sonido en vivo, el microfoneo distante es candidato a producir feedback. Por lo tanto, un micrófono de clip puede ser una gran solución, ya que a ésta distancia del instrumento no se requiere tanta amplificación. La calidad de sonido que entrega este micrófono puede ser cambiada mediante el posicionamiento. Generalmente, el diseño de presión y la suspensión elástica de éste tipo de micrófonos, los hace menos sensibles a la transmisión de sonido a través del cuerpo del instrumento.
Figura 2. Posición del micrófono Clip para el violín.

Cello
El rango fundamental del cello va desde C2 a C5, correspondiendo a un rango de frecuencias desde 56 a 520 Hz, y con un espectro de sobretonos hasta los 8 Khz. Las frecuencias que se combinan para crear la característica sonora del cello están entre los 350 y 600 Hz.

Si asumimos que la línea visual del cellista es 0º, entonces la dirección preferible de la radiación del sonido está entre los 15º y 45º a la derecha. El micrófono es ubicado generalmente a la altura del instrumento y dirigido hacia los agujeros de sonido (f). Las distancias típicas están entre los 15 cm y 1 m del instrumento. En las aplicaciones de sonido en vivo, también puede emplearse un micrófono clip adherido al puente del instrumento.

Figura 4. Posición de micrófono típica para el cello.

Contrabajo
El contrabajo es uno de los instrumentos más bajos de una orquesta. El contrabajo de cuatro cuerdas alcanza un E1 (41Hz) y el de cinco cuerdas un C1 (33Hz), mientras que el límite superior de fundamentales está alrededor del Do central (260Hz). En las frecuencias bajo los 70 Hz, el contrabajo tiene una proyección de sonido muy débil. Las frecuencias entre 70 y 250 Hz son las que le dan al instrumento el sonido rico y oscuro. El espectro de sobretonos alcanza los 7 Khz, sin embargo, sólo una pequeña banda de frecuencias -alrededor de 100 Hz- es radiada igualmente en todas direcciones.

El ángulo de dispersión para todas las frecuencias es escasamente de  15º desde la línea visual del ejecutante. Al igual que con el cello, el micrófono suele ubicarse en éste ángulo, apuntando a los agujeros de sonido, desde una distancia que depende del estilo de música y de la acústica del recinto. En la música clásica, el contrabajo suele utilizarse con el arco, produciendo un sonido más fuerte y raspado, con componentes armónicas hasta los 10 Khz. Para captar este sonido penetrante, el micrófono debería ubicarse a una distancia más corta que la que se utiliza en el Jazz o Rock (40 cm a 1 m). En el
Jazz, el contrabajo es pulsado y sus sobretonos son menos y más débiles. Para reducir el feedback y aumentar la separación, el micrófono podría ubicarse entre 5 y 20 cm del instrumento. Algunos músicos de Jazz prefieren poner el micrófono dentro del puente o con un micrófono de clip pegado al puente, ya que reduce el riesgo de realimentaciones. Este método produce un sonido medioso, que puede ser mejorado con el cambio de posición y un poco de ecualización.

Figura 5. Posición de micrófono típica para el contrabajo.

Instrumentos de Cuerda Pulsados

Guitarra acústica
Las guitarras de cuerdas de Nylon y de metal, son instrumentos muy sutiles que necesitan un tratamiento minucioso, en cuanto a la elección del micrófono y la técnica a utilizar. La forma del cuerpo del instrumento, el tipo de cuerdas y el estilo del músico afectan notoriamente el sonido, y todas éstas características son captadas de mejor forma con el posicionamiento correcto del micrófono.

La guitarra clásica de cuerpo pequeño con encordado de nylon, es tocada con los dedos, produciendo un sonido cálido con algunos de los sobretonos que producen las cuerdas de metal. Estos armónicos altos pueden ser tomados ubicando el micrófono cerca del centro del puente, a una distancia de 20 a 45 cm. En éste punto, los sobretonos están en su nivel más alto y son reforzados por las reflexiones en la superficie de la guitarra. Cuando se microfonea un instrumento clásico solista, puede ser beneficiosa una mayor distancia de trabajo o una técnica estéreo.

La guitarra acústica con cuerdas de metal es un instrumento más grande, que tiene un conjunto de sobretonos más ricos y brillantes, especialmente cuando es tocada con una púa. Un balance natural del sonido puede ser obtenido ubicando el micrófono fuera del eje, sobre o debajo del agujero, a una distancia entre los 15 y 30 cm. Usualmente, se utiliza un micrófono de condensador, ya que su extenso rango de frecuencia y su respuesta de transientes brinda un sonido más claro y definido.

Microfoneando cerca del agujero de la caja

El agujero de la caja de la guitarra, sirve como una puerta de graves que resuena en baja frecuencia -alrededor de los 80 a 100 Hz-. Un micrófono ubicado muy cerca de esta boca sonará muy grave y poco natural. Sin embargo, es una posición muy utilizada en escenarios, ya que se obtiene el mayor nivel de salida del sonido de la guitarra. Para obtener una toma más natural bajo estas condiciones, puede seleccionarse el filtro pasa-altos de salida del micrófono (roll-off) o en la consola.
Figura 6. Posición de micrófono típica para la guitarra.

Estilos de microfoneo alternativo
En aplicaciones de sonido en vivo, el micrófono debería ubicarse lo más cerca de la guitarra como sea posible, pero sin llegar a la posición donde se enfaticen las bajas frecuencias o se pueda golpear el micrófono por el movimiento natural del músico. Una distancia de 15 a 20 cm suele ser una solución aceptable. Si se requiere de mucha movilidad existen algunas opciones como las siguientes:

> Puede colocarse un micrófono del tipo clip al instrumento.
> Puede adherirse un micrófono de contacto directamente al cuerpo del instrumento para una aislación acústica total.
> Puede incorporarse un micrófono eléctrico dentro del instrumento.
> Y todas estas posibilidades pueden conectarse a un transmisor inalámbrico, para independizar al músico de la posición de los micrófonos.

El micrófono clip, puede ser ubicado rápidamente en el cuerpo de la guitarra, y brinda un sonido de alta calidad con buena separación. El micrófono de contacto suele ser de cristal y toma las vibraciones del cuerpo. Con este método se obtiene una muy buena separación, sin embargo, la fidelidad del micrófono depende de la ubicación en el cuerpo de la guitarra. Puede comenzarse con el micrófono cerca del puente y experimentar con distintas posiciones.

Las guitarras acústicas que tienen incorporado un micrófono eléctrico se las denomina electroacústicas. Este tipo de guitarras no produce prácticamente realimentación, pero necesita de ecualización para compensar las particularidades de su respuesta en frecuencia en las frecuencias medias.

FeedBack v2.0 - Audio & Producción Musical
http://www.feedbackproaudio.com.ar