miércoles, 24 de diciembre de 2008

¿Feliz Navidad? Puntos de vista

La relación que cada uno tiene con la Navidad, con esa famosa cena familiar de cada 24 de diciembre, seguramente estará atada a diferentes recuerdos, sensaciones y humores. Sin dudas, llega la Navidad y un ambiente raro, extraño, invade a la ciudad. Es tan imposible ser ajeno al silencio de las calles el 25, a la gente con el ánimo eufórico previo a la reunión, como a los fuegos artificiales tradicionales de cuando se hacen las 12 de la noche. 

A medida que pasan los años, tal vez, uno se va habituando a vivir como puede "su" fiesta de Navidad. Idealmente, uno la reconstruye a su gusto y antojo, aunque en pocos casos pasa. La Navidad es la fiesta familiar por excelencia, casi por imposición, y es cierto que a veces es incomprensible entender qué hace uno reunido con gente/familia sobre la que no tiene idea, ni interés. Es la famosa careteada de la Navidad. Pero también puede vivirse de una manera más relajada, como una posibilidad de comer garrapiñadas, y tal vez, de reencontrarse con algún primo copado que nunca vemos, o de tomarse unos tragos sin que nadie ponga peros, o de musicalizar la noche y hacer que los tíos veteranos bailen un rock and roll, o que los abuelos den clase de tango. En fin, uno siempre elige con qué quedarse, y en ese sentido, pasarla lo mejor posible. Una cosa es indudable: la Navidad no es la mejor fiesta del mundo. 

Tenemos gente en Estudio Urbano a la que la Navidad le resulta tediosa, y peor aún, la consideran el evento más superficial y falso al que puede asistir una persona. Tan es así, y como estamos abiertos a convivir con las diferencias, publicamos una especie de manifiesto anti-Navidad escrito con pasión y enojo. Después de leerlo, se agradecerá conocer sus opiniones. 

"Ya sea para que los comerciantes vendan al doble de su valor sus mercancías, o para incluir mensajes de conformismo, la desvirtuada fiesta religiosa que era la Navidad fue y es utilizada para diversos fines. Captando tanto a los pudientes como a los desdichados, esta tradición representa un símbolo de status social que todos a su manera se esfuerzan por alcanzar. Celebramos el consumo obligado al que nos exponen, manifestado en regalos inútiles a familiares que en muchos casos detestamos o vemos muy poco. Una avalancha de consumo con el único fin de ver a la familia unida, aunque la indiferencia y la disfuncionalidad reinen durante el resto del año, la ingesta desmedida de ensalada rusa, bebidas alcohólicas y Mantecol generan pérdida de memoria, logrando así la ansiada armonía familiar. No se ofendan si no es su caso, pero tampoco seamos inocentes y otorguemos un aura de pureza a esta tradición en decadencia que derivo en un festejo consumista, mezquino y clasista."

3 comentarios:

Luis dijo...

Totalmente de acuerdo, VivA el movimiento Anti-navidad, lo que si no se entiende es la gente que se odia todo el año y se junta como si fueran mejores amigos en estas festas, Bueno pero como todo no se puede, centremosnos como bien dicen en las cosas buenas , no se trabaja, y la sidra sale mas barata ...

Tony Bennet dijo...

Un alegato valiente. Es poco común que un medio institucional, como éste, renuncie al optimismo permanente.
Es verdad, tendría más sentido celebrar el nacimiento de Maradona que el de Cristo. ¿Qué ha hecho Cristo por mí en los últimos 2000 años? Diego me dio más alegrías.
Igual, la gente que se deprime con la navidad ya cansó (como Peter Conchas, no sé si recuerdan). Ya no es original. Pero si les gusta la onda, está la nota de Caparrós en Crítica. Se llama "Nabidad".
Y como recurso comercial son más efectivos los cumpleaños, lo que pasa es que están dispersos. ¿Cuánta gente le hace regalo de navidad a los amigos? En cambio de cumpleaños...

Nico. dijo...

No hay duda que la navidad es la fiesta mas conocida en el mundo, tampoco que en esta epoca se alienta al consumo generalmente innesesario y si ningun fin, yo no hago ningun tipo de regalo en navidad. Se sipone que la navidad era para celebrar el nacimiento de cristo. "navidad" del latin "nacimiento"; pero hay en dia poco se habla sobre eso en la navidad, mas bien se ha convertido en una fiesta en la que lo unico que importa son los regalos, y si no hay regalos, se dice que la navidad fue mala... yo no creo en dios, y no festejo nada religioso en navidad, ni gasto plata en regalos o pirotecnia, lo veo como una cena familiar y una oportunidad de juntarse y compartir entre todos, como si fuera un cumpleaños mas... No odio la navidad solo digo q no tiene ningun sentido especial y que sus intereses son totalmente superficiales y materialistas. pero esto no significa que halla que erradicar la navidada ni nada por el estilo, si hay gente que la disfruta y le gusta regalar cosas bueno, es desicion de cada uno, no hay que condenar a nadie por esto... Les recomiendo enormemente que si les interesa este tema escuchen la cancion de SKA-P "villancico" y tal vez puedan reflexionar mas sobre este tema y otros, gracias por leer esta opinion y hasta la proxima...