miércoles, 3 de diciembre de 2008

Decisiones arbitrarias en recitales de Madonna

Nada más un párrafo para referirse a lo que pasó con el cambio de fechas en los recitales de Madonna. Como saben, la Reina Madre del pop iba a abrir su serie de cuatro conciertos este miércoles, pero, según lo comunicado por la productora a cargo del evento, "Time for Fun", el espectáculo tuvo que ser postergado a raíz de un "desperfecto técnico" en uno de los vuelos que "traía parte de la carga fundamental para el show" en River.

Frente a este imprevisto, los organizadores no tuvieron mejor idea, no encontraron salida más conveniente que mover las fechas a último momento. Entonces, por ejemplo, aquellos que sacaron su ticket - carísimo por cierto - para el que iba a ser en un principio el primero y único show, el del sábado, ahora van a tener que asistir al último de los cuatro, que se realizará el lunes. Así que, de un día para el otro, todos los fanáticos que hicieron sus filas y pagaron mucho dinero, de tener el mejor plan para un sábado a la noche, pasarán a tenerlo para el lunes. Encantador. Ni hablar de gente que pagó pasajes desde lejos - nuestro caso conocido es de una uruguaya que se reservó el fin de semana para venir a ver el show- y se encuentra con la sorpresa de tener que esperar días para que se concrete la cita.

Como siempre cuando suceden cosas así, paga la gente. No fue suficiente el astronómico precio de las entradas. Producir este tipo de eventos, lo sabemos, no es sencillo. Pero a veces, cuando hay que tomar decisiones sobre la marcha, ante imprevistos -el universo de la producción convive con el factor imprevisto-, se observa con exactitud qué cosas se respetan y cuáles no. Sobre todo en eventos de este tipo, tan caros y trascendentes, éstas desprolijidades no pueden dejar de ser criticadas. Y no hay excusas que valgan.

Reprogramación:

- Miércoles 3 de diciembre, pasa al viernes 5.
- Jueves 4 se mantiene.
- Sábado 6 pasa al lunes 8.
- Domingo 7 se mantiene.

1 comentario:

[ Urban Goddess ] dijo...

Creo que si vas a ver a Madonna, no importa el día ni la hora. Jode, pero uno se la banca. Y realmente no lamento que hayan corrido el recital de hoy al martes, porque yo había ido con tiempo (por no decir al toque de que salieran a la venta) a comprar las entradas para el sábado (el que sería el primer show), y me banqué la fila unas dos horas. Imaginen entonces ahí sí, mi bronca, cuando agregaron dos shows previos y el del sábado quedara tercero. O sea... gracias que al menos puedo ir! Saludos!