martes, 18 de septiembre de 2007

Siguen las inscripciones

No te pierdas los cursos, estamos inscribiendo hasta las 10 de la noche en Curapaligüe 585.

2 comentarios:

Majo dijo...

Copio este mail que les envíe, quizá de esta manera puedan responderme.

No imagino que hubiera pasado si Charly o Pedro Aznar no hubieran tenido contacto con la narrativa y con la poesía. Podrían preguntarle al director artístico de su escuela, él podrá contestarles y confirmar mi postura.

Imagino que están al tanto de la dinámica de los talleres, por lo tanto, sabrán que el taller de Narrativa de los viernes era un espacio en el que delirábamos, pensábamos, la escritura nos hacía ruido, la percepción del mundo cambiaba por alguna revelación compartida, para sintetizar: nos abría la cabeza.

Es una pena que un proyecto que promete tanto, que cuenta con medios para sostenerse, con la posibilidad de darle una difusión acorde a su estructura y ambiciones tenga un solo taller de Narrativa que acota las posibilidades en una sola: la letra de una canción.

Cuando se presentaban escritos -durante el taller de los viernes- los más pobres y cursis eran, justamente, las letras de canciones, entonces,el taller debía sostenerse en la narrativa y la poesía para ampliar, no sólo el léxico, la creatividad y el ritmo, sino también la profundidad y lucidez de quién lo había escrito.

Les adjunto una canción bellísima de Serú Giran, bellísima, fundamentalmente, por su letra.

"Leer es volar, pero sin alas."



Viernes 3 AM
-Serú Giran-


La fiebre de un sábado azul
y un domingo sin tristezas.
Esquivas a tu corazón
y destrozas tu cabeza,
y en tu voz, sólo un pálido adios
y el reloj en tu puño marcó las tres.
El sueño de un sol y de un mar
y una vida peligrosa
cambiando lo amargo por miel
y la gris ciudad por rosas
te hace bien, tanto como hace mal
te hace odiar, tanto como querer y más.
Cambiaste de tiempo y de amor
y de música y de ideas
Cambiaste de sexo y de Dios
de color y de fronteras
pero en sí, nada más cambiarás
y un sensual abandono vendrá y el fin.
Y llevas el caño a tu sien
apretando bien las muelas
y cierras los ojos y ves
todo el mar en primavera
bang, bang, bang
hojas muertas que caen,
siempre igual,
los que no pueden más
se van.

Un abrazo

Majo José López Tavani

Estudio Urbano dijo...

Majo: tenés razón, es una pena que no haya narrativa este bimestre y sobre todo es una pena que no esté Ariel porque es buenísimo. La verdad es que intentamos mantener el taller y no nos salió y lo que hay es lo que pudimos dar, sólo eso. De todos modos nos parece que hay muchos talleres y son todos buenos.
Como recomendación, y ya sé que no es lo mismo, les propongo que armen un club de lectura entre ustedes y se sigan juntando los viernes para leer literatura y leerse entre ustedes. Ya saben que acá hay lugar y si nos organizamos, pueden disponer del aula. Nos vemos.